CUATRO CUERDAS UN SOLO NUDO: EL DE MI GARGANTA

cuatro cuerdas

El pasado viernes, en Palacio Córdoba, se desarrolló la charla a cargo de la activista mexicana Patotyz Almeida “CUATRO CUERDAS UN SOLO NUDO: EL DE MI GARGANTA”.
La actividad contó con el apoyo de la Intendencia de Salto y fue organiza por la Comunidad Betum.
Patotyz Almeida incursionó en varios temas relacionados con la familia, el trato a nuestros hijos, padres, esposas y esposas, los distintos tipos de violencia, el sentido de pertenencia, entre otros. Pero además explicó los motivos por los cuales ha decidido compartir este tipo de encuentros.

UN RELATO DESGARRADOR PERO CARGADO DE ESPERANZA
Patotyz Almeida es maestra de cultura de la comunidad indígena a la que pertenece, el 9 de agosto de 2014 se dirigía a dar clases cuando “un hombre se acerca en camioneta y me pregunta dónde está la salida a mi población… me acerco para explicarle y 4 hombres me suben a la camioneta, desde ese momento no recuerdo si me golpearon o me sedaron.
Yo soy activista, peleo por los derechos humanos de los pueblos indígenas y en ese momento nos estaban queriendo meter un gasoducto, entonces irrumpí en una conferencia del gobernador del Estado de Sonora y le reclamé por qué nos estaba quitando el agua y todos nuestros derechos, entonces supo que yo tenía una capacitación que podría ayudar en la defensa legal del territorio, por eso me hicieron desaparecer.
Me tuvieron 19 días secuestrada en un lugar que desconozco, por ser maestra en discapacidad desarrollé muchas técnicas de reconocimiento a los espacios, entonces cuando me tenían amordazada, vendada y atada, comencé a olfatear y escuchar el lugar, sabía que estaba en un sótano… oía voces de otras víctimas y de victimarios. Después empezaron los abusos de todo tipo y las torturas, me quemaron las piernas y las plantas de los pies con ácido, el vientre con cigarros, preguntándome donde estaban los líderes de mi pueblo que habían salido exiliados, yo obviamente no sabía si iba a salir viva o no de ese lugar. Ejercían la violencia psicológica describiéndome la ropa que usaban en ese momento mis familiares…
Jamás pensé que en algún momento iba a poder estar libre, hablando del tema, incluso hasta hace algunos meses no podía hablar nada de esto… Por eso decidí dar este tipo de charlas, porque es bueno que todos pensemos bien qué es lo que vamos a sembrar en nuestros hijos, en nuestros matrimonios, porque eso que sembremos un día va a dar frutos (…) y hay que ser responsables de nuestros actos”.

También te puede interesar...