Jill Schneider llegó a Salto con una linda historia para compartir

jill

Hace unos 40 años le diagnosticaron cáncer de útero, hoy vive en Florida, Delray Beach, se curó completamente, tiene un hijo, nietos y ayuda a otras personas en sus tratamientos. Nunca se sometió a tratamientos que no fuera naturales, recurrió a la medicina china y viajó a la India.

Afirma que hoy en día la gente vive muy nerviosa, “pero cuando yo me ubico en el lugar real y en el tiempo real, todo cambia”. Recomienda cuidar mucho los intestinos, y la zona ahí ubicada pero a nivel energético, no físico, conocida como el plexo solar, donde se desarrollan nuestras emociones, “si estamos bien con eso, estaremos felices, y si estamos felices todo estará bien. En el plexo está la verdad, porque ahí está nuestro cerebro emocional. Jill sigue una dieta estricta y afirma que tan importante como comer bien, es encontrar la paz.

Se encuentra alojada en Casa Wirth y permanecerá en Salto hasta el jueves 1 de diciembre

 

También te puede interesar...